La Estación del Color

Lucernario en Vivienda del siglo XVIII
febrero 25, 2014
Decorar en tiempo de crisis
abril 27, 2014
Entramos en primavera, y con ella llega el colorido. Muy significativo de esta estación son las flores, junto con ellas la originalidad de presentarlas. Además de su belleza natural, tienen su propio lenguaje.

Los tulipanes y las rosas rojas son una declaración de amor, las rosas blancas virtud y castidad, y las rosas amarillas y las begonias expresan amistad.
Cuentan las  leyendas que cada flor  tiene su propia historia,  y cada historia un color. Todas tienen dos nombres, el científico en latín y el coloquial.
Son un gran complemento de color y frescura en decoración, aquí os presento algunos ejemplos…

Bajo el agua

Bajo el agua con aromáticas velas

Flotando como nenúfares

Vaso de tubo relleno de legumbres ó cereales

La presencia de las flores en los hogares, se inició como un saludo en las entradas de las viviendas, ofreciendo al invitado un olor y color muy significativo para ese hogar. Se colocaba y se sigue colocando en la gran mayoría de los casos, en jarrones de cerámica o de vidrio. Con el tiempo, el concepto floral en decoración ha evolucionado, y nos podemos encontrar estos sutiles regalos de la naturaleza en cualquier rincón de nuestro hogar.

Empotradas en la pared

Servilleteros

Un detalle floral muy simple puede convertirse en el protagonista de una mesa. Muchos de los elementos de nuestro hogar, pueden ser utilizados como auxiliares de estas diosas de la naturaleza…las flores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *